¿Por qué sigues pagando entre 360 y 600 euros extra al año por usar el coche cuando lo necesitas?

Seguro que conoces algún caso a tu alrededor: amigo o familiar que contrata un renting cegado por una oferta aparentemente inigualable y, al vencer el primer año, le sorprenden con una penalización por exceso de kilometraje.

Según el Arval Mobility Observatory de 2021, la distancia media recorrida por un coche de renting en España supera los 24.000 kilómetros anuales y, sin embargo, la mayoría de las ofertas que ves incluyen un kilometraje ridículo de 12.000/15.000 al año, que superas con creces a poco que hagas una escapada en invierno y le sumes la distancia recorrida en vacaciones.

La penalización por kilómetro extra recorrido se sitúa entre los 3 y los 5 céntimos, de modo que, si recorres la distancia media que recorren los coches de renting en España, acabarás pagando entre 360 y 600 euros de penalización al año sólo por usar tu coche cuando lo necesitas.

Tener coche es sinónimo de libertad, pero tener un coche a tu disposición (ya sea porque lo has comprado, un coche de renting o un coche por suscripción) y ponerte barreras a la hora de usarlo por el alto coste de uso es vivir en una constante frustración.

¿12.000 kilómetros al año? No tengo ni para empezar

¿Te acuerdas de esa época en la que contratabas una tarifa de telefonía que te regalaba los primeros 100 minutos de llamadas pero, agotado ese tiempo, pasaba a cobrarte un riñón por cada llamada? ¿Y si el día 20 de mes te habías “comido” todos esos minutos pero necesitabas llamar a tu madre/hijo/churri cada día?

Con el coche sucede algo parecido, especialmente si optas por el renting o el coche por suscripción. En ambos casos tendemos a usar mucho más el coche porque no es nuestro y no tememos a las averías de cuando tenga 10 años y porque tienes de forma permanente un coche moderno que te está pidiendo a gritos usarlo. ¿Qué sentido tiene tener un coche estupendo en el garaje y no poder usarlo cuando lo necesitas? ¿Tienes uno de esos amigos roñosos que, cuando surge una escapada a la playa, os dice que por qué no vais todos juntos en vuestro coche?

Con 12.000 kilómetros al año no tienes ni para empezar …y lo sabes. Las palabras límites y libertad no maridan nada bien. El coche por suscripción es sinónimo de libertad, siempre que no te pongan barreras a la hora de usarlo o la hora de utilizarlo sólo cuando lo necesitas.

Necesito cancelar el renting. ¡S.O.S.!   

Porque esa es la otra gran prisión del renting. Ves una oferta maravillosa que encaja en tu presupuesto y firmas un contrato que te ata con ese coche para los próximos 48 meses. En ese tiempo puedes tener un hijo, ser despedido del trabajo, cambiar tu residencia a otro país, que te cambien de oficina y necesites aparcar en el centro de la ciudad…

Si no quieres exponerte a una indemnización que puede llegar a la suma de todas las cuotas que te quedaban pendientes, lo mejor es que te lo pienses bien antes de lanzarte y optes por la solución más flexible: el coche por suscripción. ¿Que dejas de necesitar el coche? Cancelas suscripción y pista. Sin pagar un céntimo de más. ¿Qué necesitas otro coche distinto al que tienes? Solicitas el cambio por otro modelo del catálogo y a correr. Que la vida son dos días.

Lo que estás buscando es la suscripción Cardive

El coche por suscripción llegó para recoger todo lo bueno del renting (y es mucho) y eliminar sus límites e ineficiencias. Con Cardive no pagas entrada, te olvidas de impuestos y mantenimiento, pero además sólo pagas por el coche mientras lo necesitas, no obligándote a más permanencia que el primer mes y no recibiendo ninguna penalización por el tiempo que tengas tu suscripción activa y permitiéndote, además, olvidarte del límite de kilómetros y cambiar de coche cada mes, si eso es lo que necesitas.

El coche por suscripción trae a la movilidad el modelo que tanto te gusta para las pelis, las series o la música: el pago por uso. Que me gusta, sigo suscrito; que dejo de necesitarlo, cancelo mi suscripción y a otra cosa; que lo que necesito no es exactamente lo que tengo ahora, pues cambio de plan (en el caso del coche por suscripción, te cambias de coche). Así de simple.

Descubre nuestras últimas noticias

Ver más noticias

¿Tienes dudas? No te preocupes.

Escríbenos por whatsapp icon WhatsApp y

resuelve tus dudas